domingo, 12 de julio de 2020

Efectos tardíos de la infección COVID-19: No todo acaba cuando vencemos la enfermedad



Llevamos ya aproximadamente 7 meses desde que se reconoció el virus COVID-19 en China y 4 meses desde que se anunció la pandemia por la Organización Mundial de la Salud.

Desde entonces, muchos países, como el nuestro, están combatiendo con muchas dificultades las consecuencias sanitarias, sino evidentemente, con todo lo que ha significado para las sociedades su influencia sobre sectores económicos, industriales, deportivas, culturales, etc.

A nivel sanitario, ha habido una gran demanda en la atención de grandes proporciones de la población, no solo con comorbilidades sino también previamente sanos y jóvenes. Esto ha implicado un colapso de varios sistemas sanitarios del mundo y sobre todo la pérdida de atención de otras patologías que no dejan de estar presentes durante la pandemia (enfermedades oncológicas, cardiovasculares, entre otras), lo que ha significado una preocupación más para nuestros familiares y compañeros.

La lucha contra reloj de nuestros científicos nacionales e internacionales por buscar una cura más eficiente y una próxima vacuna no para; pero nuestros deseos inmediatos frustran la espera de lo que, como sabemos, años atrás era imposible en tan poco tiempo.

Frente a este futuro casi apocalíptico que supera el guion de cualquier película que hayamos visto acerca de epidemias en el pasado, se agrega las publicaciones, cada vez más frecuentes de posibles afectaciones futuras a nivel de salud, luego incluso de que parecía habíamos tenido la suerte de vencer a la infección por el SARS-CoV-2.

Y resulta que como cada vez vemos más, las patologías asociadas a otros sistemas además del respiratorio se asocian a la tormenta inflamatoria que puede desencadenar en nuestros organismos. Además, al igual que otros virus neurótropos, incluso de la misma familia que el COVID-19 actual (SARS), suelen degenerar en patologías incluso silentes crónicas futuras como síndrome de fatiga crónica. Otro ejemplo, es el caso, de cada vez más pacientes, que, una vez superada la patología respiratoria, incluso con vuelta a la normalidad asintomática, vuelven a presentarla incluso peor y con una variedad nueva de síntomas. Hasta la fecha se estudia, si se trata de recidivas, reinfecciones frente a la no ganancia de inmunidad, o el aprovechamiento de un sistema deprimido para que otro germen decida atacar.

Se requiere por tanto empezar estudios de seguimiento a largo plazo, reconociendo los factores genéticos y ambientales de cada población que evoluciona de una u otra forma para reconocer y detectar a tiempo las personas en riesgo de presentar distintas presentaciones crónicas que se van reconociendo día a día. Con respecto al aspecto ambiental, y a partir de los estudios que empiezan luego de la segunda guerra mundial, cada vez más se reconoce como los factores de contaminación medioambiental de cada población interactúan en la respuesta inmunológica del organismo a una infección viral. Un reciente artículo publicado en la revista “Food and Chemical Toxicology” nos da una buena revisión de tal durante esta pandemia.

No mediante, debemos referir que esto no nos debe generar una perspectiva negativa a futuro. Sino lo contrario. Nunca antes habíamos tenido la capacidad, gracias a nuestros investigadores científicos y al avance de la tecnología, de poder, en tan corto tiempo, estudiar tanto una enfermedad y unir fuerzas para dilucidar todas sus consecuencias y posibles terapias. Muchos virus en el pasado, y con varios años luego de reconocerse, se han identificado como agentes causantes a corto y largo plazo de muchas otras enfermedades en el rango inflamatorio, autoinmune y genético en distintas áreas médicas y por tanto era de esperar que el SARS-CoV-2 no fuera la excepción.

Es por ello que, esta noticia tiene como fin dar arengas a nuestros investigadores nacionales, de nunca mejor dicho, ponerse los guantes de trabajo y contribuir a los avances en el estudio de este virus, sus consecuencias inmediatas y tardías y especular de posibles terapias a fin de que más pronto que tarde, esta pandemia, no haya sido más que otra batalla ganada, en el avance de nuestra humanidad.

Para quienes tengan mayor interés acerca del artículo previamente referido, les alcanzamos el enlace al artículo:


Como siempre en J&B Lab SAC nos esforzamos por darles a ustedes la más moderna y cualificada oferta de equipación de laboratorios y productos para el trabajo diario siendo representante de empresas internacionales reconocidas. En este link pueden observar desde nuestra página web, los productos que ofrecemos:


No olviden agregarnos a su cuenta de Facebook o Twitter desde la página principal de J&B Lab SAC, de esta manera estarán siempre al tanto de noticias mensuales sobre actualización en el campo científico y nuevos productos que pueden ser de su interés.

https://twitter.com/JB_Lab_SAC

miércoles, 3 de junio de 2020

LUMINEX PERU - J B LAB SAC

DESDE HOY SOMOS SOCIOS COMERCIALES CON DISTRIBUCIÓN OFICIAL EN PERÚ DE LUMINEX . CITOMETRIA GUAVA / AMNIS / FLOWSIGHT Y DEMÁS SISTEMAS (RESEARCH UNIT ONLY - RUO).🤓👍🏾😷