sábado, 15 de junio de 2019

¿Tratamiento antibiótico para la enfermedad de Alzheimer?



La enfermedad de Alzheimer es uno de los trastornos neurodgenerativos más conocidos en la actualidad. Primera causa de demencia, por lo común a partir de los 65 años, con una incidencia al alza, reportándose alrededor de 5 a 10 nuevos casos cada mil personas al año y con una prevalencia poblacional preocupante, que se piensa, según diseños estadísticos, se triplicará para el año 2050.

Hoy en día existe muchos grupos de estudio que tienen como diana principal la búsqueda de un tratamiento curativo para tal. Costosos estudios experimentales en estadios avanzados han caído en los últimos años e hipótesis relacionan tal con el hecho, que en el apogeo de la inmunoterapia, se esté enfocando el tratamiento contra moléculas específicas, relacionadas a la enfermedad, como el beta-amiloide o la proteína tau, no siendo necesariamente éstas, las únicas rutas moleculares dependientes o consecuentes del inicio de la enfermedad. La naturaleza nos da, por tanto, un golpe directo, cuanto más creemos que sabemos de determinadas patologías, y no hace más que revelarnos lo importante que sigue siendo, el tener que no rendirnos y persistir en el estudio a detalle de cada una de las patologías crónicas que nos van siendo más comunes para los siguientes años.

Como bien saben, una de nuestras áreas preferidas, con el apogeo que va teniendo en la última década, es el área del microbioma y su interacción con nuestro organismo. Algunos estudios, referían como el tratamiento crónico de antiinflamatorios como el ibuprofeno o incluso con el efecto de la aspirina, podían tener un efecto de disminución en la aparición del Alzheimer, ciertamente relacionado con el mecanismo inmuno-inflamatorio que le corresponde.

Hoy en día sabemos que dentro de la compleja fisiopatología que involucra a la enfermedad de Alzheimer, no solo se detalla la formación molecular de tales proteínas anómalas, sino también la activación descompensada de la microglía, principal sistema de defensa del sistema nervioso central, e incluso un desorden del sistema inmunológico a nivel general.

Investigaciones previas demuestran que en personas con enfermedad de Alzheimer su microbioma se altera, y no es igual al de la población general.

El estudio recientemente publicado por el grupo del Profesor Sangram S. Sisodia, del centro de biología molecular de la Universidad de Chicago, demuestra cómo a través de la modificación de la flora intestinal, con tratamiento antibiótico específico, se puede frenar, en modelos animales de la enfermedad, la expresión de dichas moléculas en el sistema nervioso central e incluso la cascada de actividad inflamatoria anómala de la microglía, con una reversión directa al volver a la flora intestinal previa.

El tratamiento antibiótico crónico, es usado ya, en determinadas patologías, como por ejemplo las disbascteriosis intestinales en trastornos digestivos. Obviamente no abogamos a que tal como en el pasado se ha reconocido y mal utilizado el tratamiento con antiinflamatorios de manera crónica, que haya un uso desmesurado y crónico de antibióticos, con el riesgo que esto implicaría, para posibles resistencias e infecciones nuevas, pero si da puerta a reconocer la importancia que con un adecuado estudio y modulación de la flora intestinal, a través del conocimiento de la interacción de determinadas cepas de microorganismos pobladores de nuestro tracto y nuestros distintos sistemas inmunológicos, hormonales y nerviosos, se permitiría no solo un mejor conocimiento, sino tratamiento de este tipo de enfermedades.

Recientemente incluso, se ha publicado otros estudios, en relación a otra patología del sistema nervioso, y del tipo neurodegenerativo, como es la Enfermedad del Parkinson, donde aparentemente, las distintas respuestas al tratamiento específico de la enfermedad estarían relacionada con la interacción y metabolismo de tales drogas con el microbioma de nuestro intestino. Esto no hace más que recalcar la importante puerta de estudio de este terreno para los grupos de investigación en el área de la neurociencia.

Aquellos interesados en leer algo más al respecto del estudio del Profesor Sisodia, les alcanzamos el link al buscado científico Pubmed, donde encontrarán acceso directo a tal:


Como siempre en J&B Lab SAC nos esforzamos por darles a ustedes la más moderna y cualificada oferta de equipación de laboratorios y productos para el trabajo diario siendo representante de empresas internacionales reconocidas. En este link pueden observar desde nuestra página web, los productos que ofrecemos:


No olviden agregarnos a su cuenta de Facebook o Twitter desde la página principal de J&B Lab SAC, de esta manera estarán siempre al tanto de noticias mensuales sobre actualización en el campo científico y nuevos productos que pueden ser de su interés.